La importancia de la buena presencia

Acabo de volver de mis vacaciones, no hay nada más triste que volver a la cruda realidad, es justo aquí donde deseas con todas tus fuerzas que te toque la lotería, por si acaso te has venido provista de algunos décimos que ya se pueden conseguir de Navidad, y de unas cuantas primitivas por si le tienes que decir a tu jefe que te prepare el finiquito que te vas. Volver a la realidad es duro, ver que te queda poco para comenzar con la rutina y que la semana que llevas esperando durante tantos meses se ha esfumado como la nada sin apenas enterarte de nada no es plato de buen gusto para nadie. Pero aún así te das cuenta que esto es así y que cuanto antes te des cuenta y pongas los pies en la tierra será mucho más fácil, mientras tanto quedas con unas amigas para contarles tu maravillosa experiencia y lo bien que te lo has pasado. Bueno yo diría que más bien más que contarles vas a restregarle y que se mueran de envidia porque tú te has podido ir y ellas no.

Les cuentas lo maravilloso que ha sido el hotel, la verdad que te das cuenta en ese momento del buen hotel que te aconsejaron en el trabajo, con tanta salida y entrada no habías caído en agradecer lo a gusto que habías estado. Un hotel limpio, un hotel con buena comida la verdad que no se encuentra todos los días, hay muchos hosteleros que lo achacan a los precios tan bajos que llegan muchos veces a poner, te recriminan el haber casi regalado habitaciones por  el hecho de que se llenara, sin darse cuenta que con ese tipo de recortes lo único que hacen es espantar al personal y hacer que no vuelvan más. Por eso es que sitios como en el que yo he estado siempre está hasta la bandera, te das cuenta que se preocupan en cuidar de los detalles, que tiene un buen personal de limpieza, y que se ocupan personalmente de conseguir una empresa especialista en textil para hoteles como www.resuntex.es . La presencia dice mucho de cualquier sitio y quien lo sabe procura por todos los medios hacer todo lo posible porque  su clientela en ese sentido se vaya mucho más que contenta, se vaya encantada y con ganas de volver lo antes posible.