Un buen trabajo

Tras muchos años de esfuerzos y de sacrificios, por fin lo he conseguido, por fin tengo en la puerta de la consulta mi nombre. Quería algo distinto para poner mi nombre así que me puse en contacto con www.expositores-metacrilato.es y ellos me ofrecieron una placa de pared muy mona y con un color azul muy bonito. La cuestión es que he conseguido lo que siempre he querido, por fin soy pediatra, por fin tengo mi propia consulta, por fin he hecho realidad mi sueño y tengo mi propia consulta privada en casa.

He habilitado una gran habitación de la primera planta para poder montar allí una péquela sala de espera y la consulta, sobre los muebles he colocado porta folletos con dibujos para colorear para los chicos y unos expositores de tarjetas de visita con mi nombre de las cuales estoy muy orgullosa. Cuando provienes de una familia humilde, en lo último que piensas es en poder estudiar una carrera como medicina, la situación económica no permite solar a muchas personas en este país, pero ahora sé que esforzándote, trabajando duro y luchando por lo que se quiere, al final se consigue.

Puedes conseguir una beca, puedes trabajar para pagar alguna parte de los estudios y vivir como una monja de clausura el tiempo que dura la carrera más la residencia, pero al final tu momento llega, ese momento en el que puedes colocar en la puerta de una consulta tu nombre en letras brillantes. No es un camino de rosas y en él te encuentras con un montón de espinas, pero las arrancas y sigues adelante. Por suerte las personas como yo, necesitamos poco para sobrevivir y nos apañamos con lo que tenemos, no somos de muchos lujos ya que en la unión familiar nunca ha faltado nada pero tampoco a sobrado nada, es posible que muchas personas estén en esta situación, no hace falta que estudiando medicina, cualquier carrera es dura y cara y si no se tiene  una buena economía es complicado sacar adelante una materia que tiene un costa elevado.

Con constancia, con esfuerzo y con coraje se puede conseguir, puedes llegar a donde te propongas si lo quieres de verdad, para que en un futuro no muy lejano los que te han apoyado todo este tiempo puedan estar orgullosos de ti y de todo lo que has conseguido con tu esfuerzo y con tu tesón.