Voleibol: fuerza muscular asegurada   

El Voleibol es uno de los deportes más dinámicos que existen, con el cual se ejercitan casi todos los músculos del cuerpo por medio de una práctica divertida y agradable.

Tanto las mujeres como los hombres pueden practicar el Voleibol, pues es una disciplina deportiva que sólo requiere resistencia, concentración y destreza para lanzar y recibir el balón.

El voleibol nació en 1895 en los Estados Unidos y se extendió por casi todos los países del mundo. Es un deporte olímpico el cual tiene dos estilos: voleibol en cancha techada y voleibol de playa.

Esta disciplina de pista se juega entre dos equipos de seis jugadores cada uno; sin embargo, por equipo debe haber 12 jugadores, con el fin de garantizar la sustitución o suplencia de cada uno de los que están en la cancha.

¿Cómo se juega el voleibol?

Este juego se lleva a cabo en una pista, la cual tiene una malla o red en el centro. Los jugadores deben golpear y pasar la pelota por encima de dicha red. Si el balón toca el piso o cae por fuera del perímetro de la cancha representa una anotación para el equipo contrario, quien también gana el saque.

Cada uno de los equipos tiene la oportunidad de golpear el balón tres veces antes de pasarlo sobre la malla pero un mismo jugador no debe tocarlo dos veces seguidas.

Los movimientos propios de este deporte son volear, sacar, recibir y rematar. Los partidos de voleibol se realizan en cinco sets a 15 puntos cada uno. Aquel equipo que gane tres sets se considera como ganador.

En este deporte el balón debe estar en constante movimiento, por lo que no se permite retenerlo o sujetarlo con las manos. En algunas oportunidades es permitido un toque con las piernas o los pies.

Los jugadores se disponen tres adelante y tres en la parte de atrás. Éstos deben rotar sus posiciones cada vez que hay un nuevo saque por parte del equipo. Esto lo convierte en un juego muy versátil donde los participantes deben dominar todas las técnicas de cada posición.

Características técnicas del voleibol

Cancha: La cancha de voleibol es rectangular y mide 9 metros de ancho por 18 metros de largo. La red del centro representa la separación y el espacio de equipo. Algunas canchas son cubiertas y otras al aire libre.

Las áreas alrededor de la cancha se conocen como “zona libre”, la cual tiene tres metros de ancho. Allí también se pueden hacer algunas jugadas con la pelota, siempre que ésta no toque el piso.

Balón: El balón de voleibol es fabricado con diferentes materiales, donde los más utilizados son los de cuero, en vista de que son de mejor calidad y mucho más cómodos. Esta pelota tiene una circunferencia entre 65 y 67 centímetros y tiene un peso que oscila entre los 260 y 280 gramos.

Estos balones son más pequeños y livianos que los de básquet y fútbol. También existen algunos balones elaborados en plástico o goma que son utilizados generalmente durante las prácticas o entrenamientos.

Como observación final, debéis saber que se trata de una actividad física intensa, por lo que siempre es recomendable contar un pulsómetro mientras se practica.

En la página web especializada PulsometroSinBanda.com tenéis todos los modelos analizados y comparativas para elegir el más adecuado a vuestras necesidades.